Rate this post

Bob Dylan ha escrito sólo dos libros en su vida: Tarántula (1966), donde recorre y recuerda sus primeros años de vida y Crónicas, volumen uno¹ (2004), 304 páginas, también autobiográfico. Pero no le dieron el Nobel de Literatura por estos dos libros; lo obtuvo por la letra de sus canciones que, en estricto sentido, son poesía pura… y la poesía es literatura. No debe pues sorprendernos que por primera vez el Nobel de Literatura se le haya otorgado a un músico-compositor (cantautor, como les llaman, ¡y de música pop!).


Una piedra rodante

Dylan nació el 24 de mayo de 1941 en Duluth, Minnesota, y a los 24 años ya era famoso; quizás sus canciones más conocidas sean las que escribió en la década de los 60, época de profundos cambios sociales en Estados Unidos.

¿Algunas de sus más conocidas letras? Blowing in the wind (La respuesta está en el viento), gran éxito del grupo Peter, Paul & Mary; también It ain’t me baby (No soy yo lo que tú quieres, nena) dedicada a su gran amor de esa época, la famosa cantante Joan Báez (que impulsó fuertemente su carrera) y por supuesto Like a Rolling Stone² (Como una piedra rodante) que la prestigiosa revista Rolling Stone distinguió como la primera en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.

La academia Sueca, al otorgarle el Nobel señaló: “Dylan creó nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de las canciones norteamericanas”. Sus canciones incorporaban simultáneamente influencias literarias, filosóficas, sociales y políticas, Dylan, a lo largo de su carrera (de más de 50 años), exploró distintos estilos de música, y su mayor contribución sin duda es la letra de sus canciones. Dylan ha vendido más de 100 millones de discos.

En 2001, su canción Things have changed (Las cosas han cambiado) le mereció obtener el Óscar. En 2007, obtuvo el premio Príncipe de Asturias de la Artes y, en 2008, el premio Pulitzer.

Sir Christopher Ricks, académico y crítico literario, profesor de poesía de la Boston University y de la Universidad de Oxford, que ha escrito libros sobre poetas de la talla de Milton, Keats Tennyson y T. S. Elliot, también ha escrito un par de libros sobre Dylan. Ricks afirma que Dylan es un genio “del” y “con” el lenguaje³.

En una entrevista que le hicieron a Dylan en 1966 le preguntaron “¿por qué hace lo que hace?” a lo que respondió “porque no sé hacer otra cosa y soy bueno en lo que hago”. Acto seguido le preguntaron “¿y cómo describiría lo que hace?” A lo que Dylan respondió: “soy un artista, trato de crear arte”.

En 2014 se subastó en Sotheby’s la letra original de Like a Rolling Stone, manuscrita en hojas de papel membretado del hotel Roger Smith de Washington DC; un crítico comentó entonces: “Antes de que saliera Like a Rolling Stone, las canciones exitosas eran canciones de amor, dulzonas, que duraban tres minutos o menos. Desafiando estas reglas, con canciones sombrías y melancólicas, muy poéticas, de seis y medio minutos de duración, Dylan reescribió las reglas de la música pop”.

Si, en efecto, como Bob Dylan lo afirmó en su canción, Los tiempos cambian (The Times they are a-Changin’⁴, 1964) y quizá Dylan fue uno de los causantes. En 1984 un joven Steve Jobs (profundo admirador de Dylan) recitó el 2o verso de esta canción en la reunión de accionistas de Apple, un momento antes de presentar la Macintosh por primera vez.

Bob Dylan, sin duda, es una de las personalidades más influyentes del siglo XX. La única persona del mundo que ha ganado un Nobel, un Óscar, un Príncipe de Asturias, diez Grammy y un Pulitzer. A través de sus canciones, este poeta (artista del lenguaje, en la más pura tradición de los poetas ingleses) ha hecho pensar, reflexionar y cambiar a muchísimas personas. Ése es su legado y la razón por la que le fue concedido el premio Nobel.

 

1 Dylan afirmó que escribiría dos volúmenes más.
2 Aunque tienen un nombre similar, tanto la banda de The Rolling Stones como la popular revista de temas musicales Rolling Stone toman este nombre de una canción (precisamente intitulada Rolling Stone del gran músico de blues Muddy Waters (1913-1983). La canción fue escrita en 1950.
3 En un artículo publicado en The Telegraph, intitulado: Bob Dylan is a genius – but reducing his songs to ‘literature’ is dangerous, 13 de octubre de 2016.
4 Come gather ‘round people
Wherever you roam
And admit that the waters
Around you have grown
And accept it that soon
You’ll be drenched to the bone
If your time to you
Is worth savin’
Then you better start swimmin’
Or you’ll sink like a stone
For the times they are a-changin’.