Rate this post

IS343_Dilemas_principalMe contactó un head hunter para la posición de director general de una empresa de servicio; sin embargo me entrevisté con el dueño y mi perfil le interesó para la dirección del proyecto de una SOFOM, misma que acepté.

Días después de mi ingreso me contactó el head hunter para dar seguimiento a mi caso. Le comenté que entré a la empresa de su cliente en una posición diferente a la inicial, me preguntó las condiciones y me deseó suerte.

Al día siguiente el dueño de la organización me llamó en tono impulsivo para pedirme que me pusiera en contacto con el head hunter y le explicara que sólo entré por un proyecto, pues no piensa pagarle un peso por mi contratación, afirma que el asunto quedó saldado en su momento por la posición del director general de la empresa de servicios.

Estoy en medio de un conflicto económico. Desconozco los términos del contrato entre el head hunter y mi jefe. Me entusiasma el proyecto que estoy por empezar y no me gustaría perder mi empleo, aunque también me incomoda trabajar en una empresa que no le cumple a sus proveedores. ¿Qué debo hacer?, ¿hay lealtad en esta clase de situaciones? Si es así, ¿con quién debo estar?, ¿con el head hunter, quien, aunque tiene derecho a cobrar yo no lo contraté ni soy el que le paga? ¿o con mi jefe, quien, en mi opinión no tiene la razón, sin embargo me contrató?

 

LOS ASESORES SUGIEREN

1
FALTAN PIEZAS DEL ROMPECABEZAS
Usted se encuentra en medio de un diferendo entre dos personas y no cuenta con todos los elementos para conocer quién tiene la razón, pues como bien afirma desconoce los términos suscritos en el contrato.  Por lo mismo carece de los datos necesarios para ser un interlocutor adecuado con el head hunter.  En apariencia –según la información brindada– se podría suponer un acuerdo entre el dueño y el head hunter en caso de una contratación y que este acuerdo no se daría si le hubiesen dado un contrato solamente para un proyecto. Desde mi perspectiva sería incorrecta una conversación con el head hunter para decir algo distinto a lo ya conversado.  Considero que si vuelve a platicar con el dueño de la empresa resulta factible hacerle ver lo poco adecuado que sería una llamada de usted al head hunter, pues se trata de un acuerdo absolutamente desconocido para usted. Pienso que lo más adecuado es hacer ver lo inútil de la llamada.

Felipe Jiménez
Filósofo dedicado a docencia

 

2
ATIENDE LAS SEÑALES Y VALORA PERMANECER EN LA EMPRESA
Estimado director, me parece que hay que separar el dilema en dos partes. La primera es, ¿cuál es tu responsabilidad con el head hunter por el proceso que se realizó de contratación? En caso de haber concluido tu parte de manera correcta, legal y ética, no veo mayor problema al respecto.

Otra cosa es el acuerdo al que llegaron el head hunter y tu actual jefe, dado que no conoces los términos me parece que quienes tienen que arreglar el diferendo son ellos, de tal manera, que mi sugerencia es ser firme respecto a que ellos solucionen el problema; y por supuesto no prestarte a mentir en algún sentido o en otro.

La segunda parte tiene que ver con la actuación poco transparente de tu jefe, si esto es así, efectivamente es una señal de lo que puede ser un comportamiento usual en su toma de decisiones. Valdría la pena que estuvieras atento a este tipo de señales y valorar permanecer o salir de la empresa, pues al final un jefe con un bajo nivel de ética en su toma de decisiones termina por afectar a la empresa y a las personas a su alrededor.

Para intentar contestar tu pregunta sobre la lealtad, me parece que, más que un tema de lealtad, lo correcto debería ser lo que tu conciencia te indique, pero teniendo toda la información al respecto y sin comprar pleitos que tienen que arreglar otras personas.

Rodrigo Villaurrutia
Profesor de Ética de la empresa