IS339_Biblioteca_originalPerder el interés en el trabajo por causas psicológicas, como el estrés, propicia que la persona termine «quemada», exhausta y no rinda lo suficiente en su jornada laboral. La empresa que desarrolle una cultura de trabajo saludable tendrá mejores resultados, pues sus colaboradores estarán comprometidos y motivados.

 

¡No aguanto más! Prevenir el burnout y promover el engagement

María Beatriz Quintanilla Madero

IPADE Publishing/Proyectos editoriales & arte

México, 161 págs.

 

El trabajo –al menos en términos ideales– es una actividad cuyos beneficios se perciben en dos sentidos: es gratificante para quien la realiza y productiva para la sociedad. En el mundo actual, la trayectoria profesional es un aspecto esencial en el desarrollo de las personas, por ello el trabajo se ha vuelto un tema de estudio no sólo para los académicos, sino también para la sociedad.

Entre los expertos en el tópico se encuentra la doctora Beatriz Quintanilla, psiquiatra especialista en la conducta humana. En su libro ¡No aguanto más! muestra cómo en nuestro contexto laboral los profesionistas enfrentan el burnout,1 caracterizado por el desinterés y el cinismo frente a la vida, y por una fuerte carga de estrés.

El objetivo de la obra es servir de referencia y guiar a los ejecutivos, profesionales y expertos en Recursos Humanos y coaching para que detecten les actitudes relacionadas con el burnout que se dan en todos los niveles de la organización. Por otra parte, busca destacar  el engagement2 (compromiso) que, al suponer un estado de bienestar general que se traduce en mayor productividad, puede servir de estímulo para que los directivos trabajen mejor y que sus actitudes positivas motiven a sus colegas a comprometerse más.

El libro ahonda en dos conceptos importantes que previenen o alivian el burnout: engagement y autoestima, estados idóneos para alcanzar las propias metas con responsabilidad e interés. En estos apartados la autora muestra cómo el compromiso con los ideales personales genera emociones positivas (entusiasmo o alegría), mejora la salud física y psicológica y permite la creatividad en situaciones cotidianas.

En el ámbito laboral, las empresas deben, y pueden, ayudar a sus colaboradores a trabajar en conjunto para alcanzar estados de bienestar. El burnout está estrechamente relacionado con las presiones del trabajo (sobrecarga, exigencias emocionales) y el engagement se enfoca en el control, disponibilidad de retroalimentación y oportunidades de aprendizaje.

 

BURNOUT: ¿MAL DE HOMBRESO DE MUJERES?

Este libro parte de la sesuda investigación que realizó la doctora Quintanilla; a continuación se presentan algunos resultados: se reportaron mayores niveles de agotamiento en mujeres (2.5 mujeres, 1.9 hombres) y de cinismo en hombres (1.2 hombres, 0.9 mujeres), tal hallazgo nos lleva a inferir que las mujeres se encuentran más agotadas emocionalmente. También se encontraron mayores niveles de burnout en personas con altos niveles de educación y gente joven.

Las mujeres y los hombres que participaron en la investigación están comprometidos con su trabajo y con la empresa, sin embargo en el libro se destaca que los hombres cuando se deprimen dejan de hacer sus actividades laborales y la mujer continúa ejecutándolas, pues busca conciliar la vida personal, familiar y laboral, lo cual la lleva a padecer burnout con mayor frecuencia que el hombre.

Por otro lado, existen factores como la depresión, el estilo de vida, el uso de medicamentos psicoactivos, la presencia de enfermedades somáticas o algún tipo de dolor crónico, que se asocian con altos niveles de burnout y afectan a todos los trabajadores, incluidos los puestos directivos.

 

CONTRA EL BURNOUT

Para describir la problemática que desencadena el «estar quemado», la autora narra algunos casos3, que muestran cómo el conflicto entre trabajo y vida personal puede afectar el rendimiento del directivo. Para hacerle frente es necesario tomar en cuenta la edad, el género, la etapa de vida, el estado civil y la edad de los hijos (si se tienen) para llevar a cabo acciones específicas y ajustar los horarios a las necesidades de los colaboradores. Tales factores se relacionan con la autoestima, la sensación subjetiva de bienestar personal, el rendimiento laboral, el estrés y el burnout, mismos que deberán monitorear los líderes y los responsables del personal para evitar el ausentismo y la falta de productividad en el trabajo…

Hacia la parte final de la obra, el lector encontrará una serie de estrategias para alejar la sombra del «estar quemado», destacan:

 

  • Cuidar las horas de sueño
  • Concentrarse y atender la actividad a realizar
  • Aprender a decir «NO»
  • Gestionar el tiempo y las actividades: respetar horarios, fomentar horarios personales, etcétera
  • Delegar ciertas funciones a los colaboradores
  • Cuidar la convivencia con familia y amigos
  • Aprender a desconectarse de las actividades del trabajo
  • Promover la amistad con otros círculos de amigos
  • Pedir consejos a otros ejecutivos

 

VIVIR EN PLENITUD

La empresa tendrá mejores resultados si logra el engagment de sus colaboradores, por ello su mayor reto es crear un ambiente laboral que promueva el compromiso, la dedicación y la efectividad entre los empleados.

Buscar el engagement no es sólo prevenir el burnout, implica más elementos relacionados con la cultura organizacional, el modelo de trabajo, el estilo de liderazgo, alentar el bienestar personal de los empleados, la satisfacción con la vida, la autoestima… todo ello deriva en el crecimiento de la empresa.

Desde otra perspectiva, las organizaciones deben generar compromiso en sus colaboradores porque lo perciben como una necesidad de negocio y, además, cada día es más complicado reemplazar a un colaborador clave, en quien se ha invertido, conoce la cultura de la empresa, comparte los valores de la organización y tiene un buen desempeño.4

Para prevenir el burnout es necesario trabajarlo en una doble vía: por un lado las acciones que la persona ejecutará para evitarlo, y por otro, las prácticas de la empresa reflejadas en la cultura laboral, el liderazgo de los directivos y el reconocimiento que se les da a los colaboradores por su buen desempeño.

Por último, es importante que en las políticas de la empresa se tenga en cuenta que el burnout existe y ocurre, por lo tanto deben implementarse medidas preventivas y, en caso necesario, correctivas. La doctora Quintanilla muestra en el libro una estrategia de mejora y un camino para lograr lo que todos buscamos de una o de otra forma: una vida plena, una vida feliz.

 

NOTAS FINALES

1   El burnout se define como el síndrome de estar «quemado» por el trabajo.

2   El engagement supone un estado de bienestar general, que se traduce en productividad.

3   Los casos presentados en el libro son hipotéticos: no son testimonios, ni hablan de personas reales. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

4   ManpowerGroup México; Moreno A., Vázquez A., Sancho A. y Bernal M. (2013); #Yoemprendedor. Logrando Compromiso en el trabajo. México, Centroamérica y República Dominicana;   México.