Rate this post

Annabel Pitcher

Siruela. Madrid, 2011

232 págs.

Annabel Pitcher, joven autora británica, combina su quehacer académico con el oficio literario. Su ópera prima dice haberse construido recorriendo el mundo, pero su obra es notablemente íntima y cotidiana.

La historia gira a partir de la muerte de Rose, pequeña de diez años, víctima de los ataques del London Blast. Apenas un fragmento de sus restos se conserva en una urna sobre la chimenea familiar.

A partir de ahí, se construye la vida después de la muerte. Jamie, hermano menor y narrador de la obra, intenta comprender la muerte, la ausencia, el odio, el abandono y el amor. Jasmine, gemela de Rose, lucha por su individualidad y por mantener unida a su familia. El padre presente, pero abrazado al alcohol y al anti-islamismo y la madre no encuentra más alivio que huir para olvidar. Finalmente, Sunya, una hermosa niña musulmana dará sentido a la tristeza contenida de Jamie.

Pitcher ofrece una obra que atrapa, confronta y cuestiona –desde lo íntimo y hacia lo global– el sentido de la familia, la intolerancia, las civilizaciones en choque, la muerte no aceptada y la vida desgarrada pero por fortuna también esperanzada.