Rate this post

¡Cuántas palabras compuestas, frases onomatopéyicas, acepciones y otras voces, que alguna vez escuchamos «por ahí» hacen referencia a nuestros colegas de la naturaleza. Esta vorágine de experimentos lingüísticos, entre ellos varios ilustres mexicanismos, avivan la elocuencia.

Si alguien te dice que te «pongas trucha» no desea otra cosa que te «pongas listo» o «seas atento». Según la Real Academia Española esta expresión se entiende como «abrir los ojos» y «ser listo, sagaz». De igual manera, lo de «hacerse pato» se refiere a «fingir ignorancia» o «hacerse el desentendido». Cuando estos animales buscan alimento sumergen su cabeza en aguas profundas. Así, alguien que disimula incomprensión, bajará la cabeza o evadirá la mirada de su interlocutor.

Si eres víbora, estás feliz como una lombriz, trabajas como hormiga, eres astuta como una zorra, te quedaste como el perro de las dos tortas, te lo dijo un pajarito o como al guajolote… te llegó tu Nochebuena, eso ya es otra historia.