Rate this post

Henning Mankell

Tusquets. México. 2010

377 págs.

Una daga divide el corazón de Mankell: África. Su vida transcurre entre Mozambique y Suecia. La nieve y el sol. La vida doble.

Mankell (Estocolmo, 1948) es un escritor especialmente famoso por sus novelas policíacas, con un talento muy particular: entreverar en ellas su profunda inquietud social. En una entrevista, comentaba que vivir en África le había convertido en mejor ser humano. Muchas obras suyas incluyen, como música de fondo, la violenta belleza de los tambores africanos.

En esta novela, el leopardo surge como figura poderosa, depredadora de las vivencias y sueños de Hans Olofson, un sueco llegado a Zambia. Su larga estancia ahí le lleva de la solidaridad al cinismo y del cinismo a la lucidez. Peregrinaje que refleja bien los miedos de una sociedad decadente y egoísta frente a un continente distinto para el que Occidente resulta analfabeta.

Es una historia al borde del crimen y la desesperación que logrará decantarse en un final de honda calidad humana que no toca –todavía– ningún sentido trascendente. Por ello, la magnífica narración se desplaza entre el desasosiego y la generosidad, la indecisión y la grandeza. A fin de cuentas, la vida doble.