Rate this post

«Hajime» –un nuevo restaurante de comida japonesa en Bangkok, Tailandia– asombra a la clientela con los primeros «camareros-robot» del mundo. Vestidos de guerrero samurai y con una pantalla que simula sus ojos, estos inusuales meseros sirven los platillos con precisión.

Thanapant, dueña del restaurante, adquirió en Japón cuatro de estos magníficos «ayudantes» y pagó alrededor de 185 mil dólares. Confiesa que, gracias a la popularidad del invento, confía en recuperar su inversión en menos de dos años.

Los «camareros-robot» sirven comida, recogen los platos de los comensales y bailan para ellos. Cuando se reproduce música pop, los robots dejan a un lado sus actividades y mueven sus brazos a ritmo mientras su público los ovaciona.

Aunque son prácticamente perfectos, estos robots aún tienen una gran falla: recoger los platos. Su dispositivo óptico no es lo suficientemente avanzado y, en ocasiones, retiran los platos de los comensales sin que éstos hayan terminado, lo que ha generado un par de quejas en la gerencia.

www.eitb.com

01/07/10