Rate this post

Hacerlo uno mismo es más chic

La idea surgió de dos amigas, una suiza y otra austríaca, que sintieron que en el país de la alta costura faltaba algo básico…

Sweat Shop es el primer café costura en París. En un barrio de moda de la ciudad y abre sus puertas a estudiantes y a cualquier interesado en alquilar máquinas de coser o tomar cursos de costura mientras disfruta de una buena taza de café.

«La idea es estimular al parisino a ser su propio creador, dejar de comprar ropa y hacerla él mismo». Reparar una prenda es más caro que comprar una nueva, por eso hay tantas tiendas de ropa en la ciudad.

Desde que el café abrió ha sido muy concurrido por una vasta clientela. Las propietarias aseguran que la crisis económica motivó a las personas a reparar y confeccionar su propia ropa, aunque algunas sólo buscan pasar un buen momento.

bbc.co.uk

10/V/10