Rate this post

Un glosario cibernético

Internet modificó la forma de comunicarnos. De esta manera «encriptamos» información que queremos cifrar o descifrar; se «quotean» las frases de algún personaje importante; «forwardeamos» un correo electrónico, «customizamos» una herramienta de la computadora para adaptarla a nuestras preferencias y «quemamos» un CD.

Facebook y Twitter son un detonante de la jerga 2.0. Millones de usuarios «postean» en los muros de sus contactos; «tuitean», ya sea desde sus computadoras o un dispositivo móvil, y en 140 caracteres opinan sobre diversos temas para retroalimentar a sus «followers».

Algunos símbolos también sufrieron una evolución en su significado. Así, anteponiendo la «@» al nombre de nuestro contacto, lograremos difundir mensajes a personas específicas. Y con el hashtag «#» agruparemos mensajes que hablen de un mismo tema para facilitar la búsqueda de información.

Los iniciados en el fenómeno del «microblogging» pueden resolver sus dudas de lenguaje en twittonary.com.