Rate this post

Quienes las utilizan se enfocan más a entender los problemas

El Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (CENEVAL), publicó un estudio que asegura que el uso de calculadoras mejora el aprendizaje de los estudiantes. Usar calculadoras científicas con capacidad gráfica no sólo no disminuye las habilidades de los alumnos para realizar cálculos con lápiz y papel sino que ha mostrado efectos positivos. El trabajo apoya su uso en todos los niveles de enseñanza de las matemáticas.

Entre los beneficios que reporta el informe se encuentran: mejora en la comprensión de conceptos aritméticos; mejores conceptos propios y mejor actitud hacia las matemáticas; más flexibilidad de pensamiento respecto de las estrategias de solución y mayor enfoque en tratar de entender el problema.

De acuerdo a Rocío Uicab, coordinadora de la licenciatura de Enseñanza en Matemáticas en la Universidad Autónoma de Yucatán, en México no se explotan los beneficios de esta herramienta por dos razones principales: falta de recursos para adquirir calculadoras gráficas y escaso número de profesores capacitados para utilizarlas, algunos creen que su uso evitará que los alumnos piensen.

Reforma (03/ 2006)