Rate this post

Equipos para atender enfermos terminales

La ministra alemana de Salud, Ulla Schmidt, pretende destinar 250 millones de euros anuales al desarrollo y difusión de los cuidados paliativos para enfermos terminales.

Schmidt se pronunció en contra de la eutanasia y pretende facilitar que los enfermos graves «puedan ser atendidos sin sufrimiento innecesario y con dignidad hasta su muerte y, si es posible y lo desean, en su propia casa». Según sus planes, en todo el país se formarán 330 equipos de médicos y enfermeros especializados que puedan atender a enfermos terminales en sus casas, hospitales, residencias y hospicios.

En Alemania no existe ninguna ley relativa a lo que en otros países se llama living will o declaración de voluntad de los pacientes, que pueden formularlas, pero no hay certeza de que luego vayan a ser respetadas por los familiares y los médicos.

Por otra parte, el presidente alemán Köhler se pronunció en contra de la eutanasia activa. Sin embargo, consideró que el mantenimiento de la vida del paciente no debe convertirse en una tortura y, por ello, llamó a continuar profundizando en el empleo de los tratamientos paliativos.

Neue Osnabruecker Zeitung (20/10/2005)