Rate this post

Auge de los libros digitales

Los avances tecnológicos y los hábitos cambiantes del consumidor de libros, han hecho que leer libros en línea tenga futuro, aunque no se vivan las experiencias sensoriales de la tinta y el papel.

Detrás de este fenómeno creciente están las empresas editoras, autores independientes, tiendas por internet y bibliotecas públicas.

El proyecto de digitalización de libros más antiguo lleva el nombre del inventor de la imprenta, Gutenberg.org, y ya ha logrado poner en línea más de 16 mil títulos y su tarea aún no termina.

Pero en cifras, no hay proyecto que se acerque al de Amazon.com, una de las tiendas por internet más populares, que ya tiene en su catálogo unos 120 mil libros digitales y más de un millón de documentos digitalizados.

Los libros electrónicos pueden leerse en computadoras de escritorio o portátiles, así como en Palm Pilot (que puede almacenar hasta 85 libros) o Pocket PC, utilizando programas con un sistema que protege los derechos de autor.

Algunos de estos programas, como el eReader, ofrecen funciones que permiten al lector ajustar el tamaño de la tipografía o, incluso, subrayar frases, hacer anotaciones al margen o recordar la última página leída, como lo haría un marca páginas corriente.

Otras ventajas del libro digital son flexibilidad de transporte y menores costos de producción y distribución. Además no se pierde, ya que tiene respaldo en algún lugar del ciberespacio, y se puede leer en la oscuridad. Es ideal para estudiantes que se quejan de llevar a cuestas kilos de libros y para gente de negocios que viaja mucho y quiere llevar consigo sus documentos de trabajo y un par de volúmenes favoritos.

elmundo.es, 25/07/05