Rate this post

Enriquecer el debate público informado y racional

La precisión es más importante que la rapidez. En su nuevo código ético la BBC sanciona un clamor de los ciudadanos: la información debe ser ante todo precisa, lo más rigurosa, detallada y veraz posible, independientemente del medio en el que se ofrezca. El periodismo de velocidad es la conquista de las nuevas tecnologías, pero ha contribuido a abrir una sima de credibilidad con el público y a difundir todo tipo de errores y sesgos. Cuando el periodismo acelera demasiado se puebla de prejuicios, impresiones falsas o incompletas, tendenciosidad (voluntaria o impuesta), falta de detalle y se hace más manipulable para las fuentes.

La BBC ha repensado su misión de servicio público y de medio de calidad y referencia. A partir de ahora, el acento volverá a la precisión y el rigor: «Seremos honestos y abiertos a lo que no sabemos y se evitarán las especulaciones infundadas».

La nueva política editorial subraya la necesidad del periodismo como servidor del interés público con información sobre noticias de relevancia. Los especialistas «aportarán autoridad y análisis sobre el complejo mundo en el que vivimos… para construir un foro inteligente para el debate público». Eso y no otra cosa debe ser el fin último del periodismo: enriquecer el debate público informado y racional.

www.periodistas21.blogspot.com