El islamismo contra el islam: Las claves para entender el terrorismo yihadista
Gustavo de Arístegui
Ensayo
Ediciones B. Barcelona, 2004. 388 págs.


Análisis cartesiano, autodescripción del autor, el mundo islámico y el terrorismo islamista. Dos cuerpos conforman el texto: análisis de los orígenes ideológicos y disección de los grupos terroristas en el que incluye una detallada exposición de su modus operandi.
Intento serio por explicar al gran público qué es el Islam, al que desliga completamente del terrorismo, y qué el Islamismo, ideología subyacente en los ataques asesinos contra Occidente, al que consideran la encarnación de Satán.
Carece sin embargo de un análisis de los textos fundamentales para apoyar su tesis principal: el Islam –religión pacífica– es contrario al Islamismo –ideología fanática y terrorista–; por lo que no queda claro al lector cómo siendo el Islam una religión pacífica, se expandió con la fuerza de las armas; ni tampoco acabamos de saber el porqué la yihad –concepto importante dentro del Islam– es mal interpretado por los islamistas, deformando así el pacífico mensaje de su fundador. Unas cuantas suras del Corán, o de los textos fundamentales de la religión de Mahoma, así como de las interpretaciones hechas por ambas corrientes –pacífica y bélica–, se hubieran agradecido.
De cualquier forma, un buen libro para poder comprender un poco más el complejo mundo del Islam y el Islamismo.
Análisis cartesiano, autodescripción del autor, el mundo islámico y el terrorismo islamista. Dos cuerpos conforman el texto: análisis de los orígenes ideológicos y disección de los grupos terroristas en el que incluye una detallada exposición de su modus operandi.
Intento serio por explicar al gran público qué es el Islam, al que desliga completamente del terrorismo, y qué el Islamismo, ideología subyacente en los ataques asesinos contra Occidente, al que consideran la encarnación de Satán.
Carece sin embargo de un análisis de los textos fundamentales para apoyar su tesis principal: el Islam –religión pacífica– es contrario al Islamismo –ideología fanática y terrorista–; por lo que no queda claro al lector cómo siendo el Islam una religión pacífica, se expandió con la fuerza de las armas; ni tampoco acabamos de saber el porqué la yihad –concepto importante dentro del Islam– es mal interpretado por los islamistas, deformando así el pacífico mensaje de su fundador. Unas cuantas suras del Corán, o de los textos fundamentales de la religión de Mahoma, así como de las interpretaciones hechas por ambas corrientes –pacífica y bélica–, se hubieran agradecido.
De cualquier forma, un buen libro para poder comprender un poco más el complejo mundo del Islam y el Islamismo.