Rate this post
París era una fiesta
Ernest Hemingway
Narrativa
Seix Barral. Barcelona, 2003. 191 págs.

 
En un relato donde se conjugan realidad y ficción, el autor de obras clásicas como El viejo y el mar y Por quien doblan las campanas comparte sus impresiones como partícipe de la vida bohemia del París de los veinte, cuando la Ciudad Luz fue cuna y refugio de artistas y escritores.
España, Cuba y África son algunos de los lugares en los que radica, pero es su estancia en París la que queda patente para siempre: «Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará, vayas a donde vayas, todo el resto de tu vida, ya que París es una fiesta que nos sigue».
El ganador de los premios Pulitzer y Nobel nos obsequia no una novela, sino una sutil selección de recuerdos de su propia vida. Se antoja haber degustado con él café en la Place Saint-Michel, haberlo acompañado a las carreras de caballos, disfrutar sus charlas con figuras como Scott Fitzgerald y Ezra Pound, o echarle un vistazo a los libros de segunda mano que rentaba.
Con un escenario parisino descrito con inusual percepción, este es un libro en el que resplandece, de manera alternada, la belleza de París y la belleza humana.