Rate this post
¡Liberen a los niños!
Craig Kielburger
Testimonio
Ediciones Ruz. México. 1999, 363 págs.
«Antes de partir de Canadá siempre había considerado que el trabajo infantil era algo oculto, que se mantenía fuera de los ojos del público, algo que sólo encontraría en callejones oscuros o en las calles perdidas». Esta declaración puede extrañar por su candorosa sorpresa (eso es el pan de todos los días en nuestro país), pero Craig Kielburger era un niño de 12 años cuando en 1995 emprendió una gira por el Sur de Asia para luchar por los derechos de los niños. En Canadá fundó la organización no gubernamental Liberen a los niños junto con sus vecinos y amigos, todos ellos niños, pues le sorprendió que en los movimientos que abogan en contra del trabajo infantil solamente había adultos. En este libro, Craig comparte los pormenores de la creación de una ONG, pero sobre todo las voces de miles de niños que se ven obligados a vivir como esclavos, en constante peligro de muerte, mutilaciones, abuso sexual y todo tipo de vejaciones. Éste es un libro comprometedor, es una botella tirada al mar con un mensaje dentro: quien la reciba no podrá dejar de hacer algo, aun lo mínimo, por ayudar a devolver la esperanza y la libertad a los niños trabajadores del mundo.